Las tarjetas de créditos se han transformado en las amigas casi indispensables a la hora de establecer el presupuesto personal, en este mundo donde el disponer de efectivo puede ser un problema o tener una pequeña linea de crédito rápida puede ser vital en casos de emergencia.

El tener una tarjeta de crédito puede ser una tabla de salvación, pero sin una buena administración puede ser un dolor de cabeza en el presupuesto personal  e incentivar el vicio al crédito, debemos ser personas responsables y muy conscientes de que como su nombre lo dice,  es un crédito  que a corto plazo que debe de ser cubierto y que si abusamos de el,  puede afectar el pago de nuestras cuentas básicas.

Lo mas importante de tener una tarjeta de crédito es el control del crédito y que este no exceda la capacidad de pago que cada uno de nuestros presupuestos nos permita, todo exceso pagara intereses, cada mora tendrá recargos y hará mas caro su dinero. Como evitar que esto ocurra: Estar pendiente de su estado de cuenta,nunca olvidar la fecha de corte de su tarjeta para realizar los pagos, nunca realizar abonos sobre saldos mínimos y si es posible el pago total de la factura en cada corte.

Recuerde su tarjeta de crédito puede de ser su mejor amiga y las amistades hay que cultivarlas, al igual que todo siendo responsables, mantengase al tanto siempre de los nuevos productos y planes que ofrece su banco, los cuales le permitirán ahorrar comisiones y gastos con su tarjeta de crédito